lunes, 8 de diciembre de 2008

Oscuros designios: Episodio 1

Hoy comienzo un nuevo relato que quiero compartir con vosotros. Sin embargo, en esta ocasión, me gustaría pediros que os olvidéis de la fantasía, de los elfos y enanos, y os trasladéis al Londres de finales del siglo XIX. Os invito a que disfrutéis conmigo de este terrible relato de terror. Recostaos en la silla, bajad las luces y comenzad a leer. Espero que lo disfrutéis.

........................................................................................................................


Londres, 16 de Junio del año 1891


Madelaine Monleón seguía llenando su maleta con efectos personales. No podía quitarse de la cabeza la sensación de angustia tras leer la carta de su abuelo Jeremías. En la misiva, le urgía a ir a Henley, a recoger un libro de tapas negras, de grandes dimensiones. Le pedía asimismo, que lo escondiera en la biblioteca donde trabajaba, allí en Londres. Lo más estresante para Madelaine era el tono de urgencia que salpicaba la carta, y, por encima de todo, las últimas líneas del escrito: “Por favor, sé muy discreta con este asunto, no comentes con nadie la existencia del libro ni muestres a nadie esta carta. Es un asunto de vida o muerte.”

Finalmente, se quitó las gafas y se acostó, inquieta, preocupada por su abuelo. Hacía años que no le veía, pues había pasado muchos años en España, estudiando. Sin embargo, Madelaine tenía un cariño especial por el anciano, pues era casi el único que en su familia le había tomado en serio cuando se interesó por los libros. Durante su estancia en España, Madelaine echó mucho de menos a su pariente.

Antes de dormirse, comprobó una vez más que tenía el billete para el tren de las doce con destino a Henley. Volvió a meterlo en el bolso de mano e intentó relajarse, pensando en sus queridos libros y la tranquilidad de su biblioteca. Al fin y al cabo, solo tenía que recoger un libro. No había nada que temer...

Unas cuantas manzanas más hacia el sur, Nick Harper tampoco podía conciliar el sueño. Por fin, después de tres años de servicio, patrullando las calles de Londres, había conseguido el ascenso al departamento de Policía Montada. Le habían destinado a Henley, que, según las informaciones que había logrado recabar, era un pueblo muy tranquilo, así que sería ideal para que comenzara con buen píe en su nuevo puesto. Nick se aseguró de llevar fósforos en su gabardina y apagó la luz, deseoso de llegar a Henley y poder montar sobre Black Arrow, su caballo, que, desde el día anterior, ya se encontraba en su destino.

7 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Bien empieza muy bien. a ver si puedo seguirte esta vez al completo. El cuento anterior tuve interrupciones debidas al exceso de trabajo... Un saludo!

Elessar Linwëlin dijo...

No te preocupes, es normal. De todas formas, los otros relatos siguen, espero que por bastante tiempo, asique cuando quieras pasate. He puesto en el lateral, debajo de mi perfil la lista con los enlaces, para que os sea más facil localizar el episodio por el que váis.

Espero que os guste este nuevo relato.

isis de la noche dijo...

Me encanta que hayas empezado un nuevo relato, ya que tus relatos anteriores me han gustado mucho pero los he encontrado un poco tarde ;) y no he podido leerlos completos por falta de tiempo...

Así que me encanta la idea de poder seguir este desde el principio, que desde ya me ha enganchado..

Genial!

un beso ;)

Leznari dijo...

Me encantan las historias de terror, este articulo promete ya me has picado, no te demores mucho en seguir publicando, nos has dejado en ascuas con ese viaje, uff coincidiran los dos en el tren? jejeje esperare a la próxima entrega.
Besitos elessar.
LEZ

Marinel dijo...

Bueno, parece muy interesante,Elessar.
Todo parece indicar que el misterio está asegurado y la cara de tipo duro, impresiona...
Veremos cómo contínua.
Un beso.

Elessar Linwëlin dijo...

Jeje... A ver en que va quedando la cosa. Espero que os guste.

Por cierto, me encantaría que dierais vuestra opinion en la encuesta que he colocado en el lateral del blog.

Muchas gracias, Moderato, Isis, Lez y Marinel, por leerme.

Un beso

Esther dijo...

Me va gustando como empieza.. voy a seguir leyendo,ya sabes yo me leo capitulos seguidos asi lo disfruto mas.. :)