viernes, 7 de noviembre de 2008

Kartat´ch, Radiki y Abraxas: Episodio 2

- Hoy

El estomago de Abraxas se quejaba sin cesar. Hacía dos días que no comía nada y el hechicero comenzaba a notarlo. Llevaba una semana vagando por aquel pantano, en el que sus botas se hundían hasta los tobillos sin que él pudiera hacer nada. Su situación no habría sido tan mala de haberse encontrado en casi cualquier otro lugar, no obstante, se encontraba allí, y, desgraciadamente, en ese pantano los animales eran muy escasos y, por lo tanto, difíciles de seguir y cazar, debido al terreno lóbrego y húmedo.

Al anochecer, divisó una colina, en cuya cima se divisaban unas ruinas blancas como la nieve, de un aspecto un tanto estremecedor, a la que comenzó a dirigir sus pasos, dispuesto a pasar allí la noche, ya que parecía un terreno bastante seco y confortable, después de todo, al viajar por un pantano durante tanto tiempo, cualquier lugar es mejor. Conforme se acercaba, alcanzó a distinguir unas voces joviales, que reían y charlaban. El estomago del hechicero dio un vuelco al olfatear el olor de un conejo asándose. Abraxas se agacho y se movió lo más sigilosamente que pudo, acercándose por detrás a las dos personas que allí se encontraban, rodeadas por las ruinas Se trataba de un enano y de un humano.

- Te dije que no fue buena idea dejarlo todo allí, Cubert- Decía el enano. - No te preocupes, al fin y al cabo, nadie lo tocará… - Dijo el humano, encogiéndose de hombros.

Abraxas escuchaba la conversación cada vez más hambriento, temeroso de dejarse ver, ya que podrían tomarle por un bandido y atacarle, e incluso matarle. Finalmente, el hechicero optó por conjurar unas llamas a las que hizo aparecer más allá de la hoguera, con la esperanza de distraer lo bastante a esos dos, como para poder robarles uno de los dos conejos que estaban asando.

- ¡Cubert! –Bramó el enano con los ojos muy abiertos por la sorpresa- ¿Qué demonios es eso? ¡Es la Dama de la Noche! ¡Estamos perdidos!

- Tranquilo Norry –Le tranquilizó el hombre- Es un conjuro, ya lo he visto antes, no puede hacernos daño. Está claro que alguien nos está espiando.

Ambos comenzaron a buscar por toda la extensión de las ruinas con la mirada, hasta que la mirada de Norry se posó exactamente donde estaba escondido el hechicero Abraxas.

4 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Excelente narrativa de aventuras e imaginación fascinante. Lo leí de un tirón y me quedé con gusto a más. si me permites me llevo tu link, así sabré retornar a tu siguiente aventura o a la continuación de esta. UN abrazo de Moderato_Dos_josef!

Elessar Linwëlin dijo...

Muchas gracias Moderato_Dos_Josef por tu comentario. Te indico que de momento seguiré con estas dos aventuras, y que, en breve, daré inicio a una nueva.

Un saludo y gracias por el comentario.

Leznari dijo...

Hola Elessar,no es exactamente la lectura que yo suelo leer, pero la intriga de ver como termina, me hace seguir visitandote.
Besitos y ...sigue.
LEZ

Esther dijo...

me sigue gustando el relato..a ver que le hacen al hechicero.. saludos